EL MURO INFRANQUEABLE DE MOU

atletico-madrid-chelsea

No voy a hablar en este post sobre la forma de jugar de Mou y su Chelsea, tampoco voy a entrar en si eso me parece fútbol o no, por respeto a este blog, mis palabras sobre su planteamiento de juego en un partido de semifinales de la Champions me tengo que callar.

Sí voy a hablar sobre Torres, ese niño que volvía a casa y que esbozaba la sonrisa de alguien que emigró años atrás y vuelve a ver a los suyos, a los que son su familia, al que fue su hogar: EL CALDERÓN.

Pero esta vez volvía para derribar a los suyos, para intentar hacer un gol que si hubiera entrado en la red, no sabemos si nos habría dolido más a nosotros o al mismo Fernando. Salió de titular, y la ovación que hubiera podido tener habría sido magistral, tras oír su nombre una y otra vez en el calentamiento del partido, lo ideal hubiera sido poder aplaudirle como se merecía tras ser sustituido en los últimos minutos del encuentro, pero el señor Mou no nos dejó hacerlo, ya sabemos, cosas de un portugués que ha olvidado el idioma español.

Los azules querían el 0-0 en el Calderón y lo consiguieron, no sólo con su muro de 10 jugadores defendiendo, sino también con la muralla de tres sólo para cubrir a la pantera Costa. Y también tuvieron que echar mano del césped, si, el terreno de juego fue visitado una y otra vez por los jugadores del Chelsea, tanto es así, que vimos al árbitro sacar una tarjeta amarilla por perder el tiempo, y que añadió 5 minutos en el descanso y al final del partido.

Lo intentó Raúl García de cabeza hasta la saciedad, Diego Ribas probó varias veces desde fuera del área, pero no hubo manera alguna de meter gol.

¿Cómo deja esto al Atleti? Todo o nada en la vuelta de Stamford Bridge, los números están así: el empate en el Calderón obliga a cualquiera de los dos equipos a marcar gol en el partido de vuelta, en su casa. Un gol de los rojiblancos  obligaría al Chelsea a remontar con dos goles al Atleti, pues el 1-1 allí le daría la victoria a los colchoneros al contar como gol doble.

Por lo tanto, no es tan malo como lo pintan, sabemos que la afición es importante para un partido así, pero allí tienen al Cholo, que vale por los 55.000 aficionados que animan a su equipo en el Calderón.

No está todo perdido, aún hay que jugar el siguiente partido, mientras tanto, centrémonos en  nuestra siguiente final: El Valencia en liga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s