“LÍDERES A TODA COSTA”

LÍDERES A TODA COSTA

Como el soldado que sale al campo de batalla arriesgando su vida por defender a su patria, así salió Diego Costa al campo de césped del Getafe.

Grandísimo el susto que se llevó la afición rojiblanca, que una vez el balón dentro del área subiendo al marcador el que sería el segundo gol de su equipo y que suponía la sentencia de un partido que les situaba aún más líderes si cabe, esa afición no celebraba el gol, sino que lamentaba el golpe brutal que recibía el número 19, un impacto impresionante que hizo echarse las manos a la cabeza al mismísimo Filipe Luís, que rápidamente pedía  asistencia médica a su banquillo.

Tras una imagen tremenda de la pierna del jugador contra el poste de la portería del Getafe, le retiraban en camilla directamente a enfermería con gestos de dolor de la pantera rojiblanca.

La preocupación fue en aumento los minutos finales del partido, que la grada no tenía noticias de su delantero y todo apuntaba a una fractura de la tibia, lo cual le habría supuesto varios meses de recuperación, perdiéndose las últimas jornadas de liga, champions, e incluso su presencia en el Mundial de Brasil.

Pero todo quedó en un susto, nada más acabar el partido, el Atlético de Madrid emitía un comunicado en el que tranquilizaba a la afición dándoles una buena noticia: “el golpe de Diego Costa quedaba tan sólo en una herida”, algo que personalmente me hizo suspirar de tranquilidad, como imagino que ocurrió con los miles de aficionados que no sabían la magnitud del accidente.

El Atlético cumplió con sus deberes y se mantiene líder en solitario, a 4 puntos del FCBarcelona (que volvió a perder, esta vez con el Granada), y a tres puntos del Real Madrid, que a pesar de sus esfuerzos por alcanzar el primer puesto, lo único que ha conseguido hasta ahora es ponerse por encima de los azulgranas y a dos partidos del Atlético de Madrid.

Diego Costa fue sin duda el protagonista de la jornada, no sólo por el susto (con gol incluido), sino también por fallar un penalti que podría haber sentenciado el partido mucho antes y sin lamentar víctimas. Pero no debemos olvidarnos que fue Godín el que se encargó de abrir el marcador, una vez más de cabeza, aprovechando un fallo de Codina, el portero del Getafe.

El Atleti no perdona y ahora, a cinco partidos del final de la Liga, ha tenido que cambiar obligatoriamente su discurso de “partido a partido” y advirtió a los aficionados que ahora hay que ir “final tras final”, lo que supone un paso más en el atleti, que una vez más juega contra viento y marea en una guerra que no es ni blanca ni azulgrana, sino rojiblanca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s